< m 1000: la ruta de ripio se abre, como un enorme tajo, en la meseta árida. Nada por aquí, nada por allá. Sólo a lo lejos, como telón de fondo, los picos de la Cordillera de los Andes. Del otro lado, la interminable estepa patagónica. A un costado de la ruta, un auto detenido y dos viajeros tomándose fotos. Uno de ellos abre los brazos, como diciendo "aquí estamos, en medio de la nada". Seguramente en ningún otro lado esa sensación de aventura, esa experiencia de sentirse único y encontrarse solo en inmensidades interminables, es tan intensa como aquí, en el oeste de la provincia de Santa Cruz.

El tramo que va de Tres Lagos a Bajo Caracoles es el más solitario de la Ruta Nacional 40, la más extensa y espectacular de la Argentina, que a lo largo de 5.000 km corre desde el extremo sur hasta el extremo norte del país. Una ruta mágica y misteriosa que encierra sorpresas a cada paso, un nuevo paisaje deslumbrante detrás de cada curva, la puerta a algún sitio imperdible cada pocos kilómetros.

La ruta 40 es el lazo común entre El Calafate y la Quebrada de Humahuaca. Es la conexión entre los boscosos lagos del Parque Nacional Los Alerces, en Chubut, y los áridos y multicolores paisajes de Talampaya, en La Rioja. O el mejor de los caminos posibles para ir de un asado de cordero patagónico a una humeante humita en chala, en la Puna jujeña.



La 40 en 40


La 40 se inicia en la costa patagónica rumbo al oeste, y cuando se encuentra con las montañas —en 28 de Noviembre, suroeste de Santa Cruz— toma rumbo norte, para pegarse a la Cordillera de los Andes y no abandonarla más. Va desde Cabo Vírgenes, en el sur de todo, hasta La Quiaca, en Jujuy. Trepa desde el nivel del mar hasta los 4.895 metros de altura —en Abra del Acay, Salta—, atraviesa 236 puentes, cruza 18 ríos importantes, bordea 13 grandes lagos y salares, da acceso a 20 reservas y parques nacionales, y conecta con 27 pasos cordilleranos. En su sinuoso trayecto, une once provincias de tres regiones del país: Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén en la Patagonia; Mendoza, San Juan y La Rioja en Cuyo; y Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy en el Noroeste.

Su mayor atractivo está, claro, en su fabulosa diversidad de paisajes, historias y culturas. Por eso la propuesta no es correrla, sino recorrerla. Es que la 40 es más que una ruta; es también todo lo que ella misma va uniendo, en un serpenteante recorrido a través de mesetas, pueblos, llanuras, valles, montañas.

Y es justamente por eso que hay que andarla con paciencia, sin apuro, disfrutándola, saboreándola de punta a punta. Y estar dispuesto a desviarse todas las veces que sea necesario, porque cada pocos kilómetros, un desvío lleva a sus mayores encantos: pueblos, parques nacionales, patrimonios de la humanidad, centros de esquí, sitios históricos o culturales, o núcleos productivos. A modo de ejemplo, la ruta da acceso a cinco de los nueve patrimonios de la humanidad de la Argentina: pasa a 70 km de la Quebrada de Humahuaca; a 50 de Ischigualasto y a 70 de Talampaya; a 50 de la Cueva de las Manos y a 100 del Parque Nacional Los Glaciares. Además, permite llegar a 132 de las 135 bodegas argentinas abiertas al turismo en la Ruta del Vino, desde Chubut hasta Salta. Y en sus márgenes hay más de 60 localidades; desde pequeños poblados de pocas casas hasta grandes ciudades como Mendoza, Salta o Neuquén. Por todo esto, para disfrutarla a pleno, desde la Secretaría de Turismo se propone un viaje de 40 días: "la 40 en 40 días".

La diversidad de climas, geografías y latitudes exige, sin embargo, tener en cuenta ciertos detalles: en el Noroeste, las lluvias de verano suelen cortar y dañar mucho la ruta; por lo tanto, la mejor época para recorrer Cuyo y el NOA es el invierno. De octubre a abril, en cambio, es la temporada ideal para lanzarse a la aventura patagónica, que en invierno se dificulta por la nieve.



El antiguo Kilómetro Cero



Km 2900: luego de pasar por los bosques y lagos de Chubut, Río Negro y Neuquén, la ruta bordea La Payunia, al sur de Mendoza, uno de los campos de lava más grandes del planeta, con alrededor de 800 conos volcánicos coronados por el volcán Payún Matrú. Más adelante, acercándose a la capital medocina, corre paralela a un grupo de imponentes volcanes, y el Tupungato, con sus 6.800 metros, parece vigilar el recorrido y los viñedos de las laderas.

Todavía muchos mendocinos, hábito mediante, se siguen citando en el Kilómetro Cero: San Martín y Garibaldi, pleno centro de Mendoza. Allí estuvo el inicio de la ruta 40 desde su creación, en 1935, ya que por su extensión, Vialidad Nacional decidió dividirla en dos tramos: Norte (1.551 km) y Sur (3.115 km). Luego ese "0" se trasladó a las afueras de Mendoza, y a fines de 2004 se lo llevó a Cabo Vírgenes, el "cero de cero", el inicio del continente. Y de la aventura.

Aquella ruta original terminaba, en el norte, en Abra Pampa, Jujuy. Actualmente continúa hasta La Quiaca, superponiéndose en el tramo final con la ruta 9. Sin embargo, su trazado definitivo —que está a punto de decidirse— correrá más hacia el oeste: atravesando la Puna, pasará por Susques y Rinconada, para terminar en Santa Catalina o Ciénaga de Paicone, en el límite entre Jujuy y Bolivia. Así, una vez terminada, sumará algo más de 5.200 kilómetros.



Ripio y asfalto



Km 4100: los paisajes imborrables de Talampaya y Valle de la Luna parecen haber quedado atrás, porque aquí deslumbra la Cuesta de Miranda; tal vez, uno de los tramos más espectaculares de toda la ruta. En menos de 12 kilómetros, una sucesión de 320 curvas y contracurvas conecta Villa Unión con Chilecito, en La Rioja, y su variedad de colores es increíble: de las montañas teñidas de rojos, anaranjados y marrones a los verdes de la vegetación y el siempre azul del cielo.

Gracias a su propia mística, la 40 se ha convertido en una suerte de versión argentina de la mítica Ruta 66 de Estados Unidos, aunque con diferencias no menores: tiene mil kilómetros más, ofrece una mayor diversidad de paisajes y culturas, y parece tener un interesante futuro, mientras que de su antecesora norteamericana apenas sobreviven algunos tramos inconexos.

El futuro de la 40 tiene que ver con su pavimentación. De los 5.000 km actuales, hay 2.700 asfaltados —la mayoría en Cuyo, NOA y norte de la Patagonia—, pero, según se proyecta, para 2010 el ripio pasará a la historia. El propio presidente de la Nación anuncia que la pavimentación es "un objetivo de gobierno", y mientras en Santa Cruz los trabajos ya están bastante avanzados, se acaban de anunciar licitaciones para asfaltar tramos en Catamarca y el sur de Mendoza.

Su comercialización como producto turístico también incluyó modificaciones de tramos, como el que une El Bolsón con Bariloche, que ahora corre por la ex ruta 258. El tramo anterior se sigue llamando 40, pero con una "v": es "la 40 vieja". Lo mismo sucede con la traza que corre a la vera del lago Cardiel, en Santa Cruz, ya que el nuevo trazado va más hacia el este, ingresando a Gobernador Gregores.

En muchos sectores el ripio o los arenales obligan a ir muy despacio. Y aunque lo ideal para recorrer la 40 es una camioneta, con cuidado y paciencia se la puede hacer en auto, sin apuros y esquivando piedras. En varios tramos existe la posibilidad de desviar por rutas paralelas, asfaltadas. Como entre Río Mayo y Alto Río Senguerr, Chubut, o a la altura de San Rafael, al sur de Mendoza. Así, aunque hay alternativas para distintos vehículos, es aconsejable que estén adaptados —por ejemplo, con protecciones especiales contra las piedras— para los caminos de ripio.

Km 5000: "Bienvenidos a La Quiaca. Ushuaia, 5121 kilómetros", reza el cartel. Es el fin oficial de la ruta 40. Aunque mirándolo mejor, se parece más bien a un nuevo comienzo, que hasta el Km 0, en Cabo Vírgenes, estará poblado de nuevas sorpresas.






Tipo Ruta nacional

Largo 5224 km

Orientación sur a norte
Extremos

• sur Cabo Vírgenes
• norte La Quiaca
Provincias Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy
Intersecciones RN 3 en Río Gallegos, RN 293 cerca de Rospentek Aike, RN 288 en Tres Lagos, RN 260 cerca del límite Santa Cruz - Chubut, RN 26 cerca de Facundo, RN 25 en Tecka, RN 259 en el paraje Nahuel Pan, RN 23 en Dina Huapi, RN 231 cerca de Dina Huapi, RN 237 cerca del Río Collón Curá, RN 234 en el paraje La Rinconada, RN 22 en Zapala, RN 242 en Las Lajas, RN 145 en Bardas Blancas, RN 144 en El Sosneado, RN 143 en Pareditas, RN 7 en Agrelo, RN 153 en Media Agua, RN 150 en San Roque, RN 76 cerca de Villa Unión, RN 74 en Nonogasta, RN 60 en Alpasinche, RN 68 en Cafayate, RN 51 cerca de San Antonio de los Cobres, RN 52 en Susques y RN 9 en La Quiaca


Ruta Nacional 40

La Ruta Nacional n.º 40 es una carretera argentina cuyo recorrido se extiende desde Cabo Vírgenes, Santa Cruz hasta el límite con Bolivia en la ciudad de La Quiaca, en Jujuy.[1] Esta carretera corre paralela a la Cordillera de los Andes, incluyendo tramos cercanos o a través de varios parques nacionales. Es la más larga del país, atravesándola de sur a norte y recorre varias de las regiones turísticas y los atractivos más importantes de su territorio. La ruta recorre 5224 km: comienza a nivel del mar, atraviesa 20 parques nacionales, 18 importantes ríos, conecta 27 pasos cordilleranos y trepa a 5000 msnm en el Abra del Acay en Salta.

Como la legendaria Ruta 66 de EE. UU., la ruta 40 es un emblema de Argentina. Esta carretera cruza 11 provincias: Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy.

A través de esta carretera se puede acceder a El Calafate, cerca del Glaciar Perito Moreno, Lago Puelo, El Bolsón, Bariloche, Chos Malal, la Ruta del Vino en las provincias de Mendoza y San Juan, yacimientos de fósiles de dinosaurios en la Provincia de San Juan, aguas termales en Catamarca, las Ruinas de Quilmes, los Valles Calchaquíes y la Puna.

En este camino se hicieron pocas obras de pavimentación hasta que en el año 2004 esta trayectoria fue impulsada por la Secretaría de Turismo como producto turístico nacional, lo que permitió asignar más fondos para la construcción de esta carretera. En 2006 la ruta 40 estaba pavimentada en un 48%. Neuquén y Río Negro son las únicas provincias donde la ruta está totalmente pavimentada, en tanto que en Salta y Jujuy hay pocos tramos con pavimento.

Desde que se comenzó a construir en 1935 cambió varias veces su recorrido. El 24 de noviembre de 2004 la Dirección Nacional de Vialidad dictó la Resolución 1.748/04, que cambió los mojones kilométricos para poner el cero en el extremo sur del recorrido, en Cabo Vírgenes.[2] Como no hay camino construido entre Cabo Vírgenes y Punta Loyola, final de la antigua traza, la ruta comienza en el km 100.[3] Hasta ese momento la carretera estaba dividida en Ruta 40 Sur y Ruta 40 Norte, estando originalmente el kilómetro cero en la intersección de la Avenida San Martín y la calle Garibaldi en la ciudad de Mendoza. Luego se trasladó a la intersección del Acceso Este (Ruta Nacional 7) y la Av. Gob. Ricardo Videla (o también Avenida Costanera) de la misma ciudad.[4]

El 20 de mayo de 2005 la Dirección Nacional de Vialidad y su par jujeña firmaron un convenio por el que se traspasan tramos de las rutas provinciales 85, 70, 74, 7, 64, 65 y 5 a la Nación para construir el llamado "corredor minero", que es la nueva traza de la Ruta Nacional 40 más hacia el oeste de la provincia. Este convenio fue refrendado por Ley Provincial 5520.[5] De esta manera se le cambió la denominación del camino entre San Antonio de los Cobres y Abra Pampa a Ruta Nacional 1V40.
Recorrido



A continuación se describen las zonas donde discurre esta ruta de sur a norte. Luego de la descripción de cada provincia se enumeran las localidades de acuerdo a los departamentos que se encuentran. Los pueblos de 500 a 5.000 habitantes figuran en itálica.[3] [6]

Provincia de Santa Cruz

El camino comienza en el faro ubicado en el Cabo Vírgenes en la costa atlántica de la provincia de Santa Cruz. Luego de atravesar la capital provincial, Río Gallegos, en superposición con la Ruta Nacional 3 en un tramo de 35 km,[1] se dirige hacia el oeste hasta la ciudad minera de Río Turbio, y luego hacia el norte. Al llegar al Lago Argentino pasa por las cercanías de la ciudad turística de El Calafate, portal de entrada del Parque Nacional Los Glaciares, que incluye el Glaciar Perito Moreno. Más al Norte bordea otros lagos, como el Lago Viedma y el Lago Cardiel. Al llegar al paraje Bajo Caracoles hay un camino de tierra de 42 km denominado Ruta Provincial 97, que conduce a la Cueva de las Manos, que posee pinturas rupestres con una antigüedad cercana a los 10.000 años. Luego de cruzar el pueblo Perito Moreno, se llega al límite interprovincial con Chubut.

Recorrido

Su recorrido es de 1325 km (km 0 a 1325), estando sin construir en el año 2009 los kilómetros 0 al 100. En el curso del mismo se encuentran las siguientes localidades:

* Departamento Güer Aike: Punta Loyola (km 100), Río Gallegos (km 134-135), Rospentek Aike (km 376) y Veintiocho de Noviembre (km 390).
* Departamento Lago Argentino: acceso a El Calafate (km 594).

* Departamento Río Chico: acceso a Gobernador Gregores (km 891).
* Departamento Lago Buenos Aires: Perito Moreno (km 1251).



Recorrido de la Ruta Nacional 40 en la Provincia de Santa Cruz. El recorrido actual está marcado en rojo. En verde claro se indican las trazas antiguas junto con el año en que dejaron a pertenecer a la Ruta 40 y el número de ruta actual. En violeta claro se encuentra el desvío que debían realizar los vehículos cuando la ruta no estaba completa

En el margen noroeste de la provincia Santa Cruz, por donde surca la mítica Ruta 40, hay pueblos poco conocidos y beneficiarios de una gran belleza, digna de postales. Pasado y presente conviven en un paisaje que es una mezcla perfecta de estepas, lagos y precordillera.


Lago Posadas es un pueblito que no ha de tener más de 10 manzanas. Para llegar tomamos un desvío en Bajo Caracoles, son 70 kilómetros hacia la Cordillera.


Lo primero que impresiona son dos lagos apenas separados entre sí, uno turquesa brillante y el otro, mucho más grande y de un azul oscuro. Son el Posadas y el Pueyrredón.


Entre los dos lagos corre una muy estrecha franja de tierra que permite, al pararse sobre esta separación, ver en toda su magnitud el contraste entre los dos espejos de agua.


Alrededor de estos lagos hay un paisaje muy pintoresco, con elevaciones de distintos tonos que van desde el verde a distintas gamas de rojos y el fondo impactante de las cumbres nevadas.


Vale la pena sortear las dificultades que implica llegar hasta Lago Posadas. Realmente se trata de un lugar bellísimo por donde se lo mire, donde la gente vive sin ningún tipo de apuro y en un profundo contacto con la naturaleza.


Retomamos la Ruta 40, con marcha lenta porque el estado del ripio nos podía cobrar alguno de los neumáticos. Nuestra Kia Sportage no tiene neumáticos especiales para este tipo de terreno pero los que usamos se adaptaron perfectamente al difícil camino con una presión de 30 lbs. En este tipo de superficies lo que más usamos es la tracción 4×4, ya que nos permite una mayor adherencia al terreno y por ende un mayor control del vehículo.


Previo paso por Perito Moreno, luego de 64 kilómetros por la Provincial N° 23 accedimos a la localidad de Los Antiguos. Este lugar debe su nombre a su condición de lugar de reposo final de los ancianos tehuelches. Luego de grandes peregrinaciones buscaban en este lugar el descanso eterno para seguir recibiendo la caricia del lago y la sombra nevada.


Gracias a su benigno clima tienen un valle fértil poblado de chacras que producen cerezas y frutas finas. Hermosas cortinas de álamos vigilan los cultivos y dan un marco muy pintoresco al lugar.


El Lago Buenos Aires es uno de los mayores atractivos que tiene la zona. Posee una superficie total de 2.240 km2 de los cuales 881 km2 pertenecen a la República Argentina mientras que el resto pertenece a la República de Chile donde recibe el nombre de “Lago General Carrera”. Este es un lugar muy frecuentado por los pescadores deportivos porque se puede extraer especies como truchas arco iris y marrones y también salmones del pacifico.


Retomamos nuevamente la 40 con ganas de seguir descubriendo rincones maravillosos, transitando interminables rectas y disfrutando de su singular y fascinante horizonte.

Vistas: 524

Etiquetas: 40, ruta

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Comunidad de Viajeros en Argentina para agregar comentarios!

Únete a Comunidad de Viajeros en Argentina

PUBLICIDAD

Links Recomendados

Qué pasa en Facebook

Últimas Noticias en Twitter

© 2014   Creada por Visiting.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio